Ahora nos toca aprender de los Millennials
14 abril, 2020
Podemos aprender de esta generación ya que tienen todos los ingredientes para adaptarse mejor a ésta y a otros tipos de situaciones.

En los últimos tiempos hemos podido leer artículos y referencias de cómo gestionar a los llamados millennials. Si se habla de aprender a gestionarlos, es porque consideramos que esta generación cuenta con ciertas características que los identifican. Lo cierto es que es una realidad que cada generación se caracteriza por unos hábitos, comportamientos y creencias que responden al momento que les ha tocado vivir.

Así pues, haciendo un breve repaso a los rasgos que caracterizan a los millennials, vemos que:

  • Son nativos digitales.
  • Son muy sociables.
  • Tienen mayor capacidad multitarea.
  • Están más y mejor preparados a nivel académico.
  • Son hijos de la globalización.
  • Son menos conformistas. (buscan la flexibilidad, quieren formar parte de proyectos que vayan acorde con sus valores y motivaciones)
  • Quieren vivir muchas experiencias.
  • Están más enfocados a resolver los retos.

Estos días nos hemos encontrado de golpe, sin comerlo ni beberlo, en una situación en que muchos de estos rasgos parecen tomar una mayor relevancia. Con la llegada del Covid-19 estamos teniendo que adaptarnos a marchas forzadas y la situación nos ha llevado a replantearnos muchos de los paradigmas que teníamos establecidos hasta el momento.

Esta generación, los millennials, por sus características y su modus operandi, es la que nos puede ayudar ahora y en un futuro próximo a paliar la situación y el bache que podrá suponer.

Así pues, aprovechemos la situación para hacer cambios y beneficiarnos de unas generaciones que ya están adaptadas y nos pueden enseñar en cuanto a…

DIGITALIZACIÓN: Una pandemia nos ha obligado a hacer un uso intensivo de las tecnologías. Nos estamos habituando al streaming, video conferencias, a crear y/o generar contenidos desde el ámbito doméstico, las multillamadas, al ocio digital, a las plataformas de contenidos audiovisuales, a los canales de comunicación a través de redes sociales. Herramientas que ya teníamos pero que, en general, no aprovechábamos.

SOCIABILIDAD: El hecho de estar confinados nos ha llevado a tener que usar más las redes sociales como medio para comunicarnos y seguir activos personal y empresarialmente. Potenciar ese carácter social en las redes nos será positivo para seguir ahí y que el entorno lo sepa.

CAPACIDAD MULTITAREA: Estamos viendo estos días, trabajando desde la distancia, que el concepto de multitarea y/o de polivalencia tienen que estar más presentes para poder afrontar situaciones excepcionales. En muchos casos, esa multitarea será combinando la vida profesional y la vida familiar.

ESTAR PREPARADOS: Nos toca aprender (e incluso desaprender para volver a aprender) para adaptarnos a situaciones como las que estamos viviendo ahora. Seguramente para poder adaptarnos deberemos de adquirir algunos conocimientos que no teníamos. Incluso, en algunos casos deberemos de desaprender o romper esquemas mentales para volver a crear de nuevos. Tenemos que estar predispuestos a ello.

GLOBALIZACIÓN: Siempre hemos dicho que la tecnología ha sido uno de los facilitadores de la globalización. En estos momentos, toma mayor relevancia para que nuestra actividad empresarial siga activa. Por lo tanto, hay que recordar que las redes nos hacen más globales, pudiendo ampliar el radio de acción y al público al que llegar.

MENOR CONFORMISMO/RIGIDEZ: Debemos adaptarnos a trabajar de manera diferente sin tener en cuenta el presencialismo, ni los horarios, ni las distancias. En definitiva, a trabajar por objetivos y/o proyectos.

Esta manera de trabajar nos dará una flexibilidad, a la vez que nos llevará a nuevas estructuras y formulas organizativas más flexibles y ágiles adaptándonos a nuevos entornos.

Así mismo, eso nos llevará a pensar nuevas maneras de recompensar. El trabajar por objetivos y/o proyectos puede invitar a diseñar políticas retributivas orientadas a objetivos. Conceptos nada nuevos y que son de manual, pero que hoy en día aún cuestan de implementar. De esta manera, se podrían evitar, en algunos casos, medidas más drásticas como las que estamos viendo ahora o hemos visto en el pasado (ERE’s,ERTE’s, despidos…).

RETOS: Dentro de un mundo cada vez más global y tecnológico donde los entornos cada vez son más volátiles, inciertos, complejos y ambiguos (VUCA) debemos estar preparados para aceptar y asumir retos, por ejemplo, el que estamos viviendo ahora con el Covid-19. El hecho es que, en ocasiones, se pueden dar situaciones que no dependen de nosotros y deberíamos estar preparados para aceptarlas, adaptarnos y superarlas.

En definitiva, podemos aprender de esta generación, los millennials, ya que tienen todos los ingredientes para adaptarse mejor a ésta y a otros tipos de situaciones. Visto lo visto, además podríamos aprovechar también la coyuntura para replantear nuestros modelos de negocio. Lo que antes, en muchos casos, era teoría, ahora debido al Covid-19 es una realidad. Así pues, conceptos como presencialismo o estructuras rígidas pueden desaparecer y conceptos como digitalización, teletrabajo, conciliación, flexibilidad pueden ser una realidad. A la vista está que, en muchos casos, en tan sólo unas semanas hemos sido capaces de replantear nuestra manera de trabajar y adaptarnos a una situación de confinamiento.

¿Tiene que ser algo situacional? ¿O pueden ser cambios que hayan venido para quedarse? Dependerá de nosotros.

 

NOTICIAS RELACIONADAS
18 mayo, 2022
La presencia de la mujer en puestos directivos cae un 2%
16ª EDICIÓN DEL ESTUDIO “BRECHA SALARIAL Y PRESENCIA DE LA MUJER EN PUESTOS DIRECTIVOS 2022”
 
LEER MÁS >
26 enero, 2022
El binomio pandemia e inflación merma el poder adquisitivo de los salarios
15ª Edición del informe “Evolución salarial 2007-2021” del mercado laboral
 
LEER MÁS >